Orca - Orcinus orca (Linnaeus, 1758)

Para más información sobre cada apartado hacer click en:

 

Portada

 

Identificación

 

Estatus de conservación

 

Distribución

 

Hábitat

 

Ecología trófica

 

Biología de la reproducción

 

Interacciones entre especies

 

Comportamiento

 

Bibliografía

 

 

(C) N. A. Rodríguez

 

Identificación

Es el delfínido de mayor tamaño, llegando a alcanzar los 9,0 m los machos y los 7,7 m las hembras. Su masa corporal oscila entre los 3.500 Kg. y los 6.000 Kg. Los machos poseen aletas de mayor envergadura que las hembras, tanto las pectorales como la caudal y la dorsal, la cual, erguida, puede llegar a alcanzar los 1,8 m de longitud y es, el rasgo más determinante para diferenciar ambos sexos. Los neonatos suelen medir entre 2 y 2,5 m y pesar alrededor de 200 kg.

Otra de las características más distintivas de la orca es su coloración parcheada. En general, la parte dorsal es negro azabache. Sobre los ojos presentan un parche ovalado de color blanco. Detrás de la aguda aleta dorsal, aparece un dibujo en forma de silla de montar de color gris blanquecino. El mentón y la garganta son de color blanco. A partir de ellos surge una amplia franja blanca que se extiende por el vientre y se ramifica en forma de tridente en la parte posterior del cuerpo. Las aletas pectorales son completamente negras y la caudal es también negra en el dorso y blanca en el reverso. En la parte inferior de los flancos emerge un entrante blanco resultado de la expansión del tridente ventral. En las crías, las áreas normalmente blancas se muestran en un tono anaranjado.

 

Distribución

Especie cosmopolita, presente en todos los océanos y mares del mundo, más abundantes en hábitats costeros y en altas latitudes. En la actualidad, su presencia en las costas ibéricas es escasa. Los registros más frecuentes se suceden en el Cantábrico occidental y en las aguas próximas al estrecho de Gibraltar, siendo relativamente abundantes durante las migraciones de los atunes. En el Mediterráneo es escaso y su presencia parece responder a movimientos de las poblaciones del Atlántico norte. En el archipiélago canario su presencia es ocasional.

 

Estatus de conservación

Categoría Mundial IUCN (2008): Datos Insuficientes DD.

Especie amenazada por persecución directa, captura para exhibición en zoos y delfinarios, acumulación de contaminantes, tráfico marítimo, degradación de hábitats y sobreexplotación pesquera.

 

Hábitat

La orca selecciona positivamente hábitats costeros de gran productividad. Se desconoce su abundancia en aguas ibéricas, aunque su densidad es aparentemente muy baja.

 

Ecología trófica

Pueden consumir una gran variedad de presas, incluyendo peces, cetáceos, pinnípedos, mustélidos, aves, tortugas marinas y cefalópodos. Algunos grupos de orcas se han especializado en la captura de peces y otros grupos se han especializado en la caza de mamíferos marinos.

Las orcas utilizan gran variedad de técnicas de caza, incluyendo la cooperación entre individuos para atacar bancos de peces o grandes cetáceos. Las orcas basan su estrategia de caza en la emisión de ondas de sónar (ecolocación), lo que les capacita tanto para localizar a sus presas como para comunicarse con otros individuos del grupo y tender emboscadas a sus presas.

En aguas del Estrecho de Gibraltar utilizan la técnica de agotamiento persiguiendo atunes rojos migradores durante periodos de hasta 30 min con una velocidad sostenida de 3,7 m/s-1 hasta capturarlos.

 

Biología de la reproducción

En el Atlántico Norte, los machos alcanzan la madurez con 12-16 años y una longitud total de 5,8 m, las hembras con 6-10 años y 4,6-4,9 m. El periodo de gestación oscila entre los 15 y los 18 meses. Los cuidados maternos finalizan unos 18 meses después del alumbramiento. La mortalidad juvenil es alta. Se estima que el 43% de las crías perecen en los primeros 6 meses de vida.

La esperanza de vida de las hembras es aproximadamente de unos 50-60 años. Sin embargo, dejan de ser fértiles entorno a los 40 años de edad. Por tanto, aportan entre 5 y 6 individuos a la población durante toda su vida. Los machos tienen una esperanza de vida más corta, entorno a los 30 años, aunque se han registrado longevidades máximas similares a las de las hembras.

 

Interacciones entre especies

En ocasiones pueden formar grupos mixtos con presas potenciales, como yubartas (Megaptera novaeangliae), leones marinos o marsopas. En estos casos, las orcas parecen haberse especializado en la captura de una única especie de presa y conviven con el resto de cetáceos y pinnípedos sin atacarlos.

Las orcas adultas no poseen ningún depredador, a excepción del ser humano.

Se ha constatado la presencia de parásitos, tanto internos (Nematodos, Cestodos y Trematodos) como externos. Éstos últimos, como el cirrípedo Xenobalanus globicipitis o el piojo de la ballena (Cyamus spp) aparecen en ejemplares viejos o debilitados. También pueden ser víctimas de infecciones bacterianas.

 

Patrón social y comportamiento

Las orcas de carácter residente presentan hasta cuatro niveles de organización social.

La unidad social básica consiste en un matriarcado formado hasta por cuatro generaciones de individuos emparentados por vía materna. La típica unidad familiar estaría compuesta por una hembra, sus crías (machos y hembras), y los descendientes de éstas (también de ambos sexos). Estos grupos son muy estables y permanecen altamente cohesionados. Varias de estas unidades familiares básicas pueden unirse a otras con un antepasado materno común reciente formando manadas, que generalmente no superan los 40 individuos.

Por encima de las manadas, las orcas se organizan en clanes. Éstos están compuestos por varias manadas con dialectos vocales similares. Esa similitud entre dialectos no es más que un reflejo probable de un cierto parentesco entre manadas. Las uniones entre las manadas de un mismo clan son aún más laxas, de manera que se han observado manadas de distintos clanes viajando juntas. Precisamente, las manadas de orcas residentes que ocupan un área común y viajan en grupo sin compartir un nexo aparente forman las comunidades, el máximo nivel de organización social descrito para este ecotipo.

La estructura social de las orcas nómadas o transeúntes no está tan definida. Al igual que ocurre con las residentes, el matriarcado parece ser la unidad social básica. No obstante, las relaciones entre orcas del mismo grupo parecen ser más frágiles, ya que no es extraño que individuos, tanto juveniles como adultos, se separen del grupo durante largos periodos de tiempo e incluso definitivamente. De hecho, la observación de individuos aislados de este ecotipo de orcas (mayoritariamente machos) es relativamente frecuente. Éste hecho explica también el reducido número de individuos que presentan las agrupaciones de orcas transeúntes en relación a las de orcas residentes. Estos matriarcados pueden reunirse también en manadas, pero mucho menos cohesionadas que las de las orcas residentes.

 

 

 

Alberto Suárez-Esteban
Estación Biológica de Doñana (CSIC)

Avda. Américo Vespucio s/n, 41092 Sevilla


Ismael Miján Vilasánchez
Sociedade Galega de Historia Natural, Apdo. 356 Ferrol, A Coruña


Fecha de publicación: 20-06-2011

 

Suárez-Esteban, A., Miján, I. (2011). Orca – Orcinus orca. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Cassinello, J. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/