skip to: page content | links on this page | site navigation | footer (site information)

 Barbo cabecicorto - Luciobarbus microcephalus (Almaça, 1967)

Para más información sobre cada apartado hacer click en:

 

Portada

 

Identificación

 

Estatus de conservación

 

Distribución

 

Hábitat

 

Ecología trófica

 

Biología de la reproducción

 

Interacciones entre especies

 

Comportamiento

 

Bibliografía

 

Descargar: Pdf

© R. Morán López.

 

Identificación

Se caracteriza por tener la cabeza proporcionalmente menor respecto al cuerpo y poseer una forma  claramente convexa. Los ojos son cercanos pero no tangentes al perfil dorsal, a diferencia del barbo comizo (Luciobarbus comizo). Existe una pequeña depresión anterior a las narinas.

Los labios suelen ser finos y estar retraídos en grado variable, de forma que exponen el maxilar el superior y el dentario el inferior, mientras que las barbillas son cortas en relación a la cabeza; en lo primero se asemejan a algunos ejemplares de barbo gitano (Luciobarbus sclateri), de los que se diferencian en lo segundo. La boca es ínfera, casi subterminal.

El último radio sencillo de la aleta dorsal es largo y grueso, osificado en casi toda su extensión, y con dentículos fuertes (menos de 1,5 por mm) que ocupan al menos tres cuartas partes de su extensión y son persistentes a lo largo del crecimiento; en ello se asemeja al barbo comizo, y se diferencia del barbo gitano (más de 1,5 dentículos por mm).

La coloración dorsal es parda, verde-olivácea, con tonos amarillentos, dorada, o plateada. Los ejemplares de menos de 180 mm de longitud total están moteados de negro en el dorso y costados.

 

Estatus de conservación

Categoría Mundial IUCN (2006): Vulnerable.

Categoría España IUCN (2001): Vulnerable.

Categoría Portugal IUCN (2006): Casi Amenazado.

 

Distribución

Especie endémica de la cuenca del Guadiana.

 

Hábitat

Habita grandes ríos con cauce profundo y aguas lentas, pero también cursos menores más someros y con mayor velocidad de corriente. Puede alcanzar tramos altos bastante someros en las etapas de alevín y juvenil, pero el mayor tamaño de los adultos los restringe a hábitats más voluminosos. Se asocia a bentos grueso y evita lo cursos que se fragmentan durante el verano, pero puede ocupar tramos medios-altos en afluentes que mantienen caudal estival. El hábitat óptimo estival se corresponde con secciones amplias, mayor nivel del agua, menor turbidez, cobertura de fondo abundante y sustrato de cantos-gravas.

 

Ecología trófica

Es detritívoro y bentónico. Su dieta se basa en algas, larvas de dípteros y sedimento, y también larvas de tricópteros y ninfas de efemerópteros; existen diferencias estacionales, y un desplazamiento ontogenético hacia mayor proporción de algas y sedimentos. Los individuos de mayor talla consumen más tricópteros e himenópteros.

 

Biología de la reproducción

En gran parte desconocida. El barbo cabecicorto realiza migraciones hasta alcanzar los hábitats adecuados para la freza, que tiene lugar en aguas someras y corrientes con sustrato grueso. La reproducción sucede a la migración entre abril y junio. Los machos desarrollan tubérculos nupciales en este periodo. Tras los periodos de freza los ejemplares retornan a aguas más profundas.

 

Interacciones entre especies

Se ha observado la depredación por parte del cormorán (Phalacrocorax carbo) en pozas, y comportamientos de captura en rápidos durante la freza por cigüeña blanca (Ciconia ciconia) y garza real (Ardea cinerea).

 

Patrón social y comportamiento

No hay datos.

 

 

 

Ricardo Morán López

Grupo de Investigación en Biología de la Conservación

Área de Zoología, Facultad de Ciencias

Universidad de Extremadura, Avda. de Elvas, s/n, 06071 Badajoz
rmoran@unex.es


Fecha de publicación: 5-10-2010

 

Morán López, R. (2010). Barbo cabecicorto – Luciobarbus microcephalus. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Elvira, B. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/